Modismos

Etimológicamente, proviene de la palabra moda e ismo (práctica), esta se trata de una costumbre lingüística que plantea transmitir una idea en pocas palabras a un grupo que comparta la misma lengua y todas las lenguas poseen modismo.

El modismo se asemeja mucho al refrán y es por esto que presenta ciertas confusiones, la principal diferencia es que el refrán tiene un sentido más de educar y se presenta en rima, algo que el modismo no posee, como por ejemplo el siguiente modismo: “con las manos en la masa” esto nos hace suponer que alguien fue encontrado realizando una acción buena o mala, o “Estar en la luna” expresión que se dice a las personas que no están prestando atención.

Definición de los Modismos

Los modismos representan fenómenos lingüísticos que presentan ciertas dificultades dentro del nivel de las teorías del lenguaje. Hay muchas líneas de interpretación, que ponen énfasis en aspectos distintos: semánticos, léxicos o gramaticales. Estos aspectos de la lengua son estudiados por los especialistas en lingüística. En suma, las expresiones idiomáticas son un asunto controvertido de los gramáticos de cada lengua, pues es de conocimiento para los lingüistas que las lenguas no son estáticas y que cambian en las diferentes comunidades de hablas existentes para cada lengua.

Los modismos respetan unas reglas estrictas en la conversación:

 

Los participantes de la comunicación utilizan modismos con la condición de que no haya diferencias sociales notables entre ellos. Por lo general, el uso de los modismos expresa la irritación, la furia o la ironía del emisor hacia la persona o al objeto denotado, que se halla en una posición inferior. El hablante se acostumbra a no utilizar modismos para referirse a sí mismo con el fin de evitar una situación humillante. La alusión a la segunda persona es posible cuando el receptor tiene una posición social inferior. Pero en la mayoría de los casos, el hablante se refiere a una tercera persona o a un objeto, uso considerado neutro (Strässler, 1982: 85-89).

En cuanto a la deixis discursiva, se puede mencionar que los modismos ofrecen cohesión y coherencia al texto, por tener la función estructuradora y temática. Se pueden notar casos de proyecciones catafóricas o anafóricas (Corpas Pastor, 1996: 216-222). Desde el punto de vista de la deixis temporal y locativa, notamos que los adverbios de tiempo o lugar están insertados escasamente en los modismos (Strässler, 1982: 93-95). Además, las frases hechas aparecen muy raramente aisladas: se relacionan casi siempre con los elementos del texto anterior y también se hace referencia a ellas después de su mención. Los casos aislados se deben a la intención de cambiar el asunto, y consecuentemente, pierden su función comunicativa (Strässler, 1982: 103-104).

Otra cuestión relacionada con la pragmática tiene que ver con los supuestos. Los modismos y su significado literal tienen por lo general los mismos supuestos, pero, por los efectos cómicos que pueden producir, se le pide al receptor que descodifique el significado complejo. Asimismo, el uso de expresiones idiomáticas es un procedimiento convencional aceptado: el hablante las usa y el oyente las acepta solamente si ambos consienten en la relación social establecida y actúan en consecuencia (Strässler, 1982: 108-127). Según Corpas Pastor (Corpas Pastor, 1996: 233-251), pertenecen a los aspectos pragmáticos de las unidades fraseológicas otros elementos como la manipulación creativa, que puede adoptar muchas formas: modificaciones externas o internas (la adición, la reducción, la sustitución, la modificación gramatical, la combinación, las ilustraciones). Las funciones de las unidades modificadas son «producir efectos cómicos, provocar hilaridad, apoyar el hilo argumentativo, persuadir o conseguir ciertos efectos estilísticos» (Corpas Pastor, 1996: 257).

(Visitado 436 veces, 1 visitas por hoy)

Artículos Similares